Recientemente publicamos aquí en el JOMI un post sobre la calidad de la enseñanza en las escuelas públicas de los Estados Unidos. Como usted debe haber leído en el post, el valor de los inmuebles en zona escolar tiene influencia directa en el patrón de la institución – en términos simples: buenos barrios tienen buenas escuelas. Esta información, además, ha sido factor determinante para varias familias a la hora de elegir un barrio para alquilar o comprar un inmueble, incluso para familias de brasileños que eligieron el sur de Florida como nuevo hogar. “Optamos por pagar más en el alquiler, pero garantizar un mejor nivel de educación posible para las niñas”, cuenta Marília Nogueira, brasileña que vive en Weston hace poco más de tres años con su familia y logró matricular a sus hijas en una de las mejores escuelas de Florida . “En Brasil pagábamos una escuela particular para tener una enseñanza de calidad para las dos, aquí las escuelas públicas son excelentes. El esfuerzo de pagar un alquiler más alto para lograr ese estándar de enseñanza vale la pena “, comenta.

Luego de la publicación de ese post sobre la calidad de la enseñanza, algunas personas entraron en contacto con nosotros con dudas sobre el proceso de matrícula en las escuelas públicas estadounidenses. El proceso es relativamente simple y extremadamente correcto, es decir, no se puede usar el estilo brasileño y tratar de mentir para sacar algún tipo de ventaja. La visa de turista, por ejemplo, no es un tipo válido para la matriculación escolar, y el incumplimiento de esta regla puede no impedir que su hijo de ser matriculado, pero puede ocasionar en una situación más seria en el futuro, como la deportación.

Con el status migratorio regular en el país y la elección de la región ya establecida, para matricular a su hijo en los Estados Unidos usted necesitará:

1. Llenar el formulario de matrícula. Este documento es ofrecido por la institución o por el departamento de educación del condado, y se puede encontrar en español.

2. Comprobante de residencia. En inmuebles propios o alquilados, usted puede proporcionar un documento como cuenta de agua, luz, teléfono, contrato inmobiliario de compra y venta, entre otros. En casos de inmueble compartido (alquiler de habitación, por ejemplo), es necesario que el propietario del inmueble y el responsable del niño cumplan un formulario junto con un anexo de comprobante de residencia en nombre del propietario.

3. Comprobante de edad. El pasaporte y el certificado de nacimiento son documentos válidos para comprobar la edad del niño.

4. Examen médico. Los estudiantes que se matriculan en una escuela pública de Florida por primera vez necesitan proporcionar un documento certificado por un médico realizado en los últimos 12 meses.

5. Tarjeta de vacunación.

6. Historial escolar.

La escuela puede solicitar otros documentos además de los listados aquí y pedir que algunos se suministren junto con la traducción correspondiente, como el historial escolar y la tarjeta de vacunación.

Ser dominado por las incertidumbres en un momento de cambios intensos es absolutamente normal y comprensible, principalmente cuando esa transición involucra a niños. Es importante saber, sin embargo, que la educación se toma muy en serio en los Estados Unidos. Muchas escuelas públicas ofrecen programas especializados (como English a Second Language para extranjeros, con recursos destinados específicamente a ese fin). Además, si su temor es en relación al nivel del idioma, puede estar seguro de que la escuela realizará una prueba de aptitud en inglés, y si su hijo no domina el idioma, ¡no se preocupe! Ciertamente él tendrá un acompañamiento personalizado hasta que esté apto para asistir a la clase normalmente.

Si usted está en el proceso de búsqueda de las mejores escuelas y desea comprar o alquilar un inmueble en la zona escolar de su elección, vamos a hacer esta búsqueda juntos. Hable conmigo: Désirée Ávila – su corredor de propiedades en Florida – por correo electrónico desiree@corretoraflorida.com o por el celular/Whatsapp (+1) 954-993-4246