Invertir en inmuebles en los Estados Unidos es el sueño de muchos extranjeros que ven en el país una posibilidad de progreso y la búsqueda de un estilo de vida más prometedor. Es común que muchas de esas personas ahorren en el país de origen para capitalizarse antes de comprar un inmueble en la Tierra del Tío San, sea para vivir o solo para tener un bien rentable. Sin embargo, apenas una parte de ese grupo de inversores logra pagar el inmueble al contado, especialmente cuando se vive en un país cuya moneda es desvalorizada ante el dólar – como es el caso de muchos países de Latinoamérica. En esos casos, la opción es financiar una parte del valor.

La duda de muchos de nuestros clientes es sobre el financiamiento en los Estados Unidos para extranjeros. Acostumbrados a la burocracia de sus países y a las dificultades en el acceso de informaciones, el proceso de aporte en los EUA es más simple y menos burocrático. “Si el cliente estuviera en una situación inmigratoria regular y presenta toda la documentación correcta y dentro las leyes note-americanas, no hay motivos para no lograr el financiamiento”, afirma Felipe Tolomelli, agente de crédito del Cross Country Mortgage.

Con la ayuda de Tolomelli, residente en los EUA hace casi 20 años y actuante en el mercado de financiamiento de inmueble hace más de 7, resumimos en este artículo las principales informaciones que usted necesita saber para conseguir una subvención en tierras americanas.

Status del comprador en los EUA

No necesita ser residente en los Estados Unidos, tampoco tener una Green Card para solicitar un financiamiento, pero es fundamental tener una visa válida (así sea de turista) y no tener ningún problema inmigratorio, como estar en el país de forma irregular, por ejemplo.

Valor del financiamiento y elegibilidad

Existen diferentes tipos de financiamientos para extranjeros, cuyo valor puede variar entre US$ 75.000 a US$ 200.000. El valor del préstamo generalmente corresponde el 60% a 80% precio del inmueble, una vez que el cliente cuente con los recursos propios para bancar la entrada de los 20% a 40% restantes, índice que corresponde a la proporción de la renta del individuo versus a los gastos que posean (incluyendo el valor de la parcela del financiamiento).

Para calificarse para la compra de inmuebles, el cliente extranjero necesita comprobar reserva en cuenta bancaria de por lo menos US$ 100.000. Existen otros valores de reservas más accesibles, pero con tasas de intereses más altas.

Documentación

Muchos documentos solo son solicitados cuando el  cliente ya está con el inmueble definido y el contrato de compra y venta ejecutado. “A documentación puede variar un poco dependiendo del programa seleccionado”, comenta Felipe: “Al inicio del proceso comienzo a pedir la mayor parte de documentación para facilitar y agilizar la aprobación del financiamiento”, complementa.

  • Documentos bancarios.Documentos de financiamiento enviados al cliente para firmar después la definición del inmueble y el contrato de compra y venta firmado tanto por el comprador como por el vendedor.
  • Identificación. Copia del pasaporte (pagina de los datos del inversor y la página que consta la visa válida) y copia de su identificación personal o licencia de conducir. Si el comprador quiere colocar a otra persona en la escritura del inmueble; el cónyuge deberá proveer los mismos documentos exigidos.
  • Comprobante de la dirección.Copia de la cuenta de luz, agua, TV de cable, última factura del banco o último extracto de la tarjeta de crédito con la dirección principal de inversor.
  • Historial de trabajo.El banco americano necesita entender lo  que la persona hace exactamente en Brasil. Si el inversor fuera autónomo o tiene su propia empresa, el contador necesitará entregar algunos documentos, cuyos modelos son previamente informados por el banco. Para funcionarios de otras empresas, el empleado debe hacer una carta con informaciones sobre el salario actual, la posición que ejerce y las dos últimas nóminas, informaciones como el sitio web de la compañía, tarjeta de visita y un breve resumen también son importantes para componer ese historial.
  • Referencia bancaria.El banco del inversor en Brasil necesita enviar una carta de referencia de las cuentas – corrientes y/o ahorro – que el cliente posee en persona física y acreditando que la tiene por lo menos por dos años. Esa carta necesita tener el logotipo de la institución, fecha de abertura de la(s) cuenta(s), el nombre completo de la persona y datos como teléfono, dirección y correo del gerente o funcionario responsable, bien como la firma de la persona en cuestión.
  • Comprobante de renta.Es necesario el envío de los dos últimos extractos bancarios completos y el comprobante de origen de los fondos para la compra del inmueble. Es importante destacar que esos recursos necesitan estar en la cuenta de la persona que está comprando el inmueble, no de terceros. En caso que los fondos sean de la empresa de la cual el inversor es propietario, otros documentos serán solicitados  para comprobar que el cliente es el único dueño del negocio o que sostiene más del 25% de la empresa (y demostrando que la salida de esa capital no afectará la vida financiera de la empresa a futuro).
  • Contrato de compra y venta.Este documento deberá ser firmado por el vendedor y por el comprador, solo será solicitado cuando el cliente ya haya encontrado y definido el inmueble.
  • Contrato firmado en el registro. Es una comprobación de que el vendedor recibió el valor de entrada, conforme al contrato de compra y venta. Este documento sólo será necesario después de que se inicie el proceso de financiación.

Toda la documentación que esté en cualquier otro idioma, que no sea inglés, debe ser traducida. Dependiendo del tipo de financiamiento, otros documentos será requeridos y el cliente será orientado por la institución.

Parcelas, interés y amortización

Clientes extranjeros tienen 30 años para amortizar el préstamo. Una de las exigencias de algunos bancos es que el comprador abra una cuente corriente en los Estados Unidos para pagar las parcelas de la amortización mensualmente a través de débito automático. Las parcelas pueden ser fijas (los intereses permanecen fijos durante los 30 años que el individuo tiene para cubrir el préstamo) o variables, cuyo porcentaje varía después de un determinado tiempo. Esas opciones son pre-determinadas de acuerdo con la alternativa seleccionado por el cliente al inicio de la negociación.

Las tasas de intereses varían de acuerdo con algunos factores: tipo de inmueble, valor de la propiedad, valor del financiamiento, porcentaje de entrada, si el inmueble es para vivienda propia o para alquilar a terceros, entre otros. De manera general, esas tasas pueden variar de 4% a 12% al año.

¿Todavía tiene dudas sobre la financiación de bienes raíces en los Estados Unidos? Déjanos su pregunta en los comentarios, participa en el grupo Inmuebles en Florida en Facebook o póngase en contacto conmigo: Désirée Ávila – su agente inmobiliaria en la Florida – por correo electrónico desiree@corretoraflorida.com o por el celular / Whatsapp (+1) 954- 993-4246.